Este 18 de Octubre iniciará uno de los festivales más importantes de la India y otros países de oriente, el Diwali, celebración asociada al año nuevo Hindú y conocida en occidente como el festival de las luces, por su tradición de encender una multitud de velas, las cuales representan el triunfo del bien sobre el mal.

El origen de está festividad se conecta con diversos mitos, entre ellos el alusivo a la derrota del demonio Narakasura a manos de krishna y la liberación de las 16.000 doncellas prisioneras, o el regreso del Dios Rama a la ciudad Ayodhya, después de un exilio de 14 años; se dice que los habitantes decoraron la ciudad y alumbraron el camino para su fácil retorno.

Para la celebración, los habitantes limpian sus casas para adornarlas con lámparas de aceite o velas, preparan coloridos platos dulces, alistan fuegos artificiales, regalos para familiares y amigos y juegos de mesa. En las noches, las puertas y ventanas se abren y se realiza a la luz de una vela o lámpara un ofrecimiento a la deidad Lakshmí, la diosa de la riqueza y la prosperidad, para que esta entre al hogar durante todo el año.