La decoración navideña cada año se reinventa para ser más diversa, colorida y original, esta innovación se debe gracias a la integración de otras culturas, como el caso de la oriental, pues renuevan el clásico estilo navideño.

Para lograr un estilo oriental es necesario optar por elementos de la naturaleza, los cuales pueden ser desde arreglos aromáticos, ramas, plantas, hasta esencias florales. Asimismo, las flores violetas, moradas y rosas resultan perfectas para complementar la decoración navideña con rasgos muy orientales.

Otros elementos claves son la iluminación, ya que generan calidez y un ambiente acogedor, así que las velas no pueden faltar, además, las figuras típicas orientales, jarrones, porta velas, candelabros y faroles con diseños característicos de oriente, resultan perfectos para adornar estantes y rincones.

En cuanto a las tonalidades, adicionalmente al color rojo, el dorado, el violeta, el lila, el morado, y piezas pequeñas en tono plata, funcionan muy bien si se trata de embellecer una mesa navideña inspirada en oriente.

2  1